La AGN podrá medir el impacto de acciones de gobierno en la sociedad

El presidente de la Auditoría General de la Nación, Oscar Lamberto, se reunió esta mañana con el técnico Hugo Ambrosi  y los Auditores Generales Vilma Castillo, Jesús Rodríguez, Juan Ignacio Forlón, Gabriel Mihura Estrada y Alejandro Nieva para hablar sobre los Estudios de Impacto que se podrían comenzar a implementar en el organismo a partir del año que viene.

Lamberto explicó que el primer paso para llevar a cabo este proyecto fue realizar esta reunión para presentar la información a los Auditores. “El año que viene habrá todo un período de preparación de varios meses y la Auditoría, como tal, debería estar empezando en el segundo semestre del año que viene”, explicó.  

Ambrosi, encargado de acercar el tema a los auditores, explicó que en las Auditorías de Impacto se tratan de “juzgar si los impactos observados, sociales, económicos y ecológicos, directos o indirectos, de una política determinada, se deben a la política en cuestión o a otras causas”. Tienen como objetivo saber, por ejemplo, si con una construcción de viviendas se mejoró la calidad de vida de los afectados.

“Estos estudios tiene que ver con modos nuevos de manejar la información que no es la clásica, la estadística, sino con tener opiniones, criterios e interpretaciones”, dijo Ambrosi y aclaró que “el resultado es una cuestión de consenso y de mutuo acuerdo para evaluar con un solo criterio”.

Los Estudios de Impacto surgieron como idea en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible 2015 en donde se aprobaron 17 objetivos y 169 metas que deberán ser cumplidos al 2030 y que apuntan a medir la satisfacción de la gente. “Apareció la importancia de ver si realmente todo lo que se mide con indicadores duros se refleja la satisfacción de la gente” aclaró.

Si bien ya se están llevando a cabo en otros países, la Argentina recién incursionará en el tema en el 2017 y se espera que se convierta en una práctica central y se sume al resto de los tipos de auditorías que realiza la AGN.