PARTICIPACIÓN CIUDADANA: LA TRAGEDIA DE ROSARIO

El presidente de la AGN, Leandro Despouy, recibió hoy a un grupo de familiares de las víctimas de la tragedia de Salta 2141, en Rosario, quienes el 6 de agosto de 2013 perdieron a 22 familiares en una explosión que derrumbó el edificio donde vivían.

Acompañados por los concejales rosarinos Maria Eugenia Schmuk y Carlos Cardozo, una decena de vecinos explicaron la problemática del gas en Rosario:

“No somos sólo los familiares de las víctimas los que tenemos incertidumbre, sino toda la población. En Rosario no están adecuadas las normas de seguridad del gas. Hay personas que tienen olor a gas en sus domicilios y no llaman al ENARGAS porque la solución que ofrece la empresa Litoral Gas es directamente cortar el servicio. Entonces hoy tenemos 100 edificios sin gas y más de 20 mil personas sin gas, con este frío.  Para que devuelvan el suministro hay que reordenar la situación, pero es muy costoso y no hay créditos como para ayudar a que la gente no esté entre la vida y la muerte porque no puede pagar”, dijo Eleonora López.

Agrega Marcela Nissoria: “Decimos que las normas de seguridad no existen. Porque de haber existido una llave de corte, la explosión no se habría precipitado”.

Desde hace diez meses, los familiares de las víctimas están solicitando una audiencia con el ENARGAS. Lo que desean pedirle al ente de control es que organice una audiencia pública y modifique la normativa por la cual su única facultad es la de aplicar una sanción económica: “Finalmente, como el ENARGAS no controla. A la empresa le sale más barato pagar la multa que hacer las inversiones que tiene que hacer”, dice López.

La empresa Litoral Gas inició dos causas penales a los familiares de las víctimas. “Los tres gerentes de Litoral Gas no están ni procesados; siguen libres. A algunos los trasladaron a Chile, pero a otros nos los cruzamos por la calle. Eso nos da bronca e impotencia porque a nosotros nos devolvieron a nuestros hijos en una bolsa”.

En nombre de la AGN, Despouy cerró la reunión con el compromiso de hacer todo lo posible para intensificar la auditoría que está en curso sobre el ENARGAS e incluir en las futuras una muestra específica sobre la situación en Rosario. “Esto requerirá un debate interno pero creo que, siendo nuestra competencia, podemos hacerlo”.